¿Cómo mejorar tu inglés en vacaciones?

summerPor: Natalia Torres @natadelaleche

Esta es la época en que niños, jóvenes y la mayoría de adultos, con algunas excepciones, ya están de vacaciones y el plan para estas semanas es relajarse después de meses de madrugadas y rutinas diarias de trabajo. ¿Y pensar en estudiar? Seguramente su respuesta es: “¡No! Eso todavía no, lo dejamos para después…”.

Los hábitos y la práctica son fundamentales al aprender un idioma para avanzar en el nivel y reforzar los conocimientos adquiridos. Así que si empezaste un curso de inglés este año o ya lo estás tomando, lo ideal es poder seguir practicando, incluso si sales de vacaciones o estás tomando unos días de descanso.

No es tan aburrido o difícil como parece. Con estas sencillas ideas, puedas estar en contacto con el idioma o practicar tus habilidades de listening o speaking durante esta temporada:

  • Una película: Si eres un aficionado al cine y está entre tus planes de vacaciones, cuando vayas al cinema, puedes elegir ver una película anglohablante preferiblemente con subtítulos. De esta forma, puedes estar pendiente de los diálogos y asociarlos con la traducción. Es una buena forma de practicar vocabulario, expresiones equivalentes en los dos idiomas y mejorar la capacidad de escuchar.
  • Música en inglés: En todos los cursos, un ejercicio recomendado para afinar nuestro oído es a través de la música y mejor aún si eliges algo de tu artista o grupo favorito. ¡Nada es más divertido y relajante que escuchar música! Si llevas la música en un dispositivo mientras haces ejercicio en el gimnasio o tienes entre tus planes de descanso ir a karaoke. La ventaja es que hoy en día podemos contar con canales como Youtube donde podemos encontrar videos subtitulados, con la letra de la canción en inglés. Es todavía mejor, porque nos ayuda a practicar pronunciación y vocabulario.
  • Si estás de viaje en algún país anglohablante, puedes conseguir revistas y periódicos en inglés. Es una manera estupenda de practicar lectura y vocabulario, además de acostumbrarnos al estilo de redacción de las noticias y artículos en inglés, como notar las diferencias en los titulares. Te ayuda a encontrar palabras nuevas que nunca habías leído antes y mantenerte informado.
  • Ver televisión en inglés: No solo aplica para el caso anterior, si estás de paseo en un país de habla inglesa. Ahora con el cada vez más común acceso a canales de todo el mundo a través de los cableoperadores o por plataformas en la red, podemos ver algunos programas en su audio original y practicar las habilidades en listening. Desde noticias en inglés, programas de historia, cocina, estilo de vida, etc., hasta nuestras series favoritas o películas, tenemos la posibilidad de elegir verlas en su idioma original para retarnos a entender lo que dicen y perfeccionar la habilidad de escuchar en inglés.
  • Clubes de conversación en nuestra ciudad: Una de las ventajas maravillosas que tenemos hoy en día con la globalización y la multiculturalidad es que ahora es posible encontrar clubes de conversación en inglés, convocados tanto por escuelas de idiomas como por nativos anglohablantes que residen en nuestra ciudad como forma de trabajo. Quizás si decidiste no viajar en temporada alta y te quedaste en tu ciudad de origen, busca a través de las redes sociales o Google qué tipo de clubes de conversación se han organizado en tu ciudad, en dónde se reúnen, qué día de la semana y a qué hora. Normalmente son encuentros en un café, bar o restaurante donde te puedes sentar a la mesa con más personas y tener una conversación informal sobre el tema que prefieran con un nativo anglohablante. Es un plan divertido, puedes socializar con otras personas y además mejorar tus habilidades de manejar el idioma.

Estas son apenas unas ideas que se pueden poner en práctica en vacaciones, sin perder el hábito de estudio, a la vez que te relajas y ni te das cuenta del esfuerzo de estudiar.

¿Qué otras ideas se te ocurren para practicar tu idioma en esta temporada de vacaciones? Cuéntanos…

¿Cuál es tu verdadero nivel de inglés?

Por: Natalia Torres @natadelaleche

level

A ver, ¿cómo es eso del “inglés al nivel 100%”? Ese porcentaje de 100%… ¿es de qué o con respecto a qué?

Ya es muy común hoy en día encontrarse con ofertas de trabajo que dicen “profesional con inglés al 100%”; “100% bilingüe”; “nivel de inglés intermedio”. Y viceversa. Candidatos que en sus hojas de vida escriben: “inglés avanzado”; “inglés 50% hablado, 40% escrito” o cosas por el estilo… (Las 3 frases con las que justificamos nuestra falta de bilingüismo)

Tampoco una escala de cuánto inglés eres capaz de entender de acuerdo al porcentaje: si puedes manejar una conversación informal, entonces tienes un inglés de 20%; si además puedes leer un artículo de prensa en inglés e inferir sus conclusiones, entonces tu porcentaje sube un 20%, luego ahora tienes un nivel de 40% de inglés, pero si también puedes entender la letra de una canción, el porcentaje sube un 10% más y ahora tienes un total de 50%…

Eso no funciona así ni comprueba con precisión tus habilidades en el idioma. Esos porcentajes sirven más para impresionar o pretender que tenemos competencias que en realidad no dominamos. Pero a la hora de demostrarlo… ¿eres capaz de expresarte correctamente?

Sin embargo, existen varias maneras de clasificar oficialmente el nivel de inglés y en general para todos los idiomas. Una es a través de los exámenes internacionales, en el caso del inglés, se pueden mencionar el TOEFL, IELTS, los exámenes Cambridge, como lo explicábamos anteriormente (5 consejos para preparar un buen test de speaking). Hay otro sistema de clasificación que es aceptado a nivel mundial. Se trata del Marco Común Europeo de Referencia para las Lenguas (MCER).

¿En qué consiste este sistema? Básicamente hace una escala compuesta por seis niveles de competencia, donde el nivel básico es el A y el nivel superior es el C, divididos cada uno en 2. Así, la tabla se organiza de esta manera: A1; A2; B1; B2; C1 y C2.

fundación Japon Marco Común Europeo.jpg
Tomada http://www.japon.es

El nivel A, el usuario básico, es capaz de comunicarse en situaciones cotidianas con el uso de vocabulario y gramática básica, además de expresiones comunes. Situaciones como saludar: “Hello, how are you? Fine, thanks”; invitar a alguien a seguir a la casa: “Please come in” o preguntar la hora: “Excuse me, what time is it? It’s ten o’clock”.

El nivel B, el usuario independiente, es capaz de desenvolverse sin dificultad durante un viaje y las situaciones que en ese contexto ocurren, así como interactuar con hablantes nativos de forma fluida y natural, sin que esta comunicación implique una dificultad significativa. Ya se puede abordar una conversación sobre, por ejemplo, qué sitios me gustaría conocer del país y por qué me interesan, qué tipo de actividades prefiero hacer sobre otras, cuáles son mis planes para el futuro… en fin, una amplia variedad de temas.

En tanto el nivel C, el usuario competente, es capaz de abordar temas complejos en contextos laboral o académico, donde se requiere un lenguaje más amplio y especializado, con absoluto dominio y fluidez del idioma. El nivel C2, el más alto, aunque no es totalmente cercano al hablante nativo, se le denomina de “maestría” por su nivel de precisión.

De acuerdo con esta clasificación del Marco Común Europeo, ¿en cuál nivel de inglés opinas que estás? Compártenos tus opiniones en nuestro grupo de Facebook 

 

¿Viajar al exterior o estudiar online?

Por: Natalia Torres – @natadelaleche

picture traveling .jpg

Cuando nosotros o nuestros hijos quieren aprender inglés o mejorar las habilidades de conversación en este idioma, lo primero que pensamos es hacerlo en el exterior, buscar un país o ciudad cuyo idioma principal sea el inglés, para vivir la experiencia de tener contacto diario con personas extranjeras y someterse obligatoriamente a hablar en inglés para sobrevivir con éxito.

Esta opción supone para nosotros la mejor alternativa para efectos de aprendizaje y no nos equivocamos al respecto: viajar y vivir en el exterior es la mejor forma de aprender y ganar experiencia. Sin embargo, los costos de realizar un curso en el exterior superan los USD 12.000 si hablamos de países como Estados Unidos o Canadá, pero en otros destinos como Inglaterra o Australia, los costos pueden llegar a ser el doble o triple, dependiendo de la institución elegida.

Según Alexandra Galindo, directora ejecutiva de la agencia de estudios en el exterior Global Connection, las ventajas principales de optar por un curso de inglés en el extranjero son la inmersión cultural en un país nuevo, el aprendizaje de nuevas culturas y la adquisición de nuevas responsabilidades y vivencias, que en el hogar y el país de origen no se podrían aprender.

“No son solo las clases, sino la vivencia, la independencia que se gana lejos de casa, es una de las mayores ventajas de estudiar en el exterior”, asegura Galindo.

Entre los países preferidos por los estudiantes, según datos de esta agencia, está de primer lugar Australia (35%), seguido de Estados Unidos (20%), Canadá (15%), Reino Unido (12%), la isla de Malta (9%) y Nueva Zelanda (7%).

Aunque consideramos el viajar y vivir en otra cultura como la mejor forma de aprender cualquier idioma, no todos pueden darse este lujo y algunos deben recurrir a opciones más económicas que tienen a la mano: institutos locales, tutoriales y videos realizados por expertos. En cualquiera de los casos siempre es recomendable para fortalecer las competencias en inglés –y en general en cualquier idioma- la interacción directa con nativos hablantes, para desarrollar la fluidez, entrenar nuestro oído y enriquecer el vocabulario. Esto lo podemos lograr a través de conversaciones cotidianas, casuales o intencionales, e incluyendo el inglés en nuestro diario vivir.

Si tu pregunta es ¿cómo?, la respuesta es Internet y tecnología. Estas herramientas están hoy al alcance de tu mano y tu bolsillo. Aunque no lo creas, hablar con una persona nativa durante una hora diaria no te costará la mitad de tu salario ni te tiene que dejar una deuda por años. Existen varias empresas en el mercado online que ofrecen servicios que completan tu aprendizaje, dependiendo de tu nivel y tiempo que quieras invertir en el proceso, mucho más atractivo para aquellas personas que quieran concentrarse más en mejorar su capacidad de hablar el idioma, pero que no cuentan con los recursos suficientes para un curso en el exterior.

Cambly iPhone

Cambly es una aplicación por demanda; es decir, que la puedes usar cuando tú quieras, como tú quieras y a través de cualquier dispositivo conectado a Internet con una cámara. Fue creada en Sillicon Valley por dos ex ingenieros de Google con el objetivo de conectar personas que quieren y pueden enseñar con estudiantes al otro lado del mundo que necesitan aprender. Este no es el único recurso: YouTube pone a tu disposición videos educativos y tutoriales que te servirán antes de enfrentarte a una conversación.

Sea cual sea la opción que te llame más la atención y se ajuste a tus intereses, explora estas alternativas, entre muchas otras, para que tus competencias en el inglés sean cada vez más fuertes.